Algunos consejos

01

ANTES

  • Diseñados para todo tipo de personas, los tratamientos Juice Lab te van a ofrecer el descanso que necesitas. ¡No temas, escucha tu cuerpo y todo irá bien!
  • Lo importante es seguir el tratamiento de una forma que te resulte factible y agradable. No es ni un sacrificio ni un castigo, sino todo lo contrario.
  • Al adoptar este nuevo hábito, cuidarás tu línea, tu bienestar y tu salud.
  • Te aconsejamos que prepares tu organismo 3 o 4 días antes de iniciar el tratamiento para maximizar los beneficios de la limpieza y reducir los efectos no deseados (el hambre, el cansancio, etc.).
  • Sigue de forma progresiva una dieta más sana y natural tomando frutas y verduras, reduciendo lo máximo posible los pequeños placeres (el tabaco, el alcohol, la cafeína, la teína, el azúcar refinado…).
  • ¡Hidrátate!

02

DURANTE

  • Guarda siempre los zumos en un lugar fresco.
  • Bebe los zumos en el orden indicado en la cifra del tapón, cada 2 o 3 horas, durante todo el día.
  • La leche presente en el tratamiento se puede tomar en cualquier momento del día en caso de fatiga, porque es fuente de proteínas y, por lo tanto, de energía.
  • Bebe con regularidad agua mineral, agua con limón fresco o tisana para eliminar las toxinas almacenadas en el organismo.
  • Si eres deportista, puedes practicar ejercicio físico suave, pero no te canses con esfuerzos intensos que hagan que tu cuerpo transpire. ¡Tu interior ya está trabajando!
  • Duerme lo necesario todos los días, te recomendamos dormir 8 horas para favorecer el trabajo de las células y que no te falte energía.
  • Aguanta la tentación de picotear entre zumo y zumo, ¡sé fuerte! Si tienes un sentimiento real de frustración, toma un trozo de apio o de pepino (son ricos en agua), una manzana o una zanahoria cruda.
  • Sí, vas a tener hambre, ¡que no te sorprenda! El consumo de alimentos líquidos en forma de zumo te va a cansar, porque tu cuerpo se concentrará en la limpieza de las toxinas acumuladas. Mantén la sonrisa, solo durará unos días, ¡vas a sentirte orgulloso de ti mismo!
  • No dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros expertos en los tratamientos para recibir información, consejos o resolver tus dudas.

03

DESPUÉS

  • Retoma el consumo de alimentos con calma, acostumbra poco a poco a tu organismo a una dieta variada y equilibrada para conservar los beneficios del tratamiento.
  • Vas por buen camino, ya has superado lo más difícil, pero evita ir corriendo al primer fast food, cuida tu cuerpo.
  • Tu organismo va a necesitar de forma natural seguir consumiendo alimentos sanos. 
Al evitar la comida grasa, azucarada y ácida, conservarás el equilibrio que has alcanzado hace poco.
  • Tómate tu tiempo para saborear la comida, mastica despacio para facilitar la digestión tras este tratamiento con alimentos líquidos.
  • ¡Hidrátate!
Have no product in the cart!