granola casera

27.10.2017

La granola casera no es lo mismo la que la granola industrial. Aunque parezcan iguales hay un mundo de diferencia entre ambas, especialmente para nuestra salud.

Entérate de algunos mitos y verdades sobre la granola, y por qué sólo en algunos casos es verdaderamente sana.

La granola casera versus la granola industrial.  La granola (o muesli) ha sido parte de numerosos debates en cuanto a cómo de saludable es realmente.

En 1836, el médico James Caleb Jackson, un gran defensor de la buena nutrición, creó la primera receta de lo que más tarde sería la granola. Su plato (al que llamó granula) consistía en trocitos densos y sin endulzar de salvado de avena, sumergidos en leche.

Hoy en día, la granola casera es conocida por ser un alimento rico en fibra, que además combate el colesterol malo (LDL) y no aporta prácticamente grasas.

Gracias a su contenido en almendras (en nuestro caso), esta deliciosa mezcla aporta fibra dietética en buena cantidad, muy necesaria para combatir el estreñimiento, combatir los picos de glucemia en sangre y regular la flora intestinal.

granola casera

Cuenta con fibra soluble e insoluble, lo que ayuda al proceso de digestión, eliminando toxinas que el cuerpo no necesita y manteniendo los índices del colesterol en un nivel normal, además de aliviar el proceso de nuestros intestinos, previniendo el estreñimiento.

La fibra insoluble que se encuentra en la granola, además, ayuda a mejorar la salud del corazón.

Además, por su contenido en fibra, nos hace sentir mayor saciedad que otros alimentos que consumimos en el desayuno, por lo que nos ayudará a pasar menos hambre por las mañanas.

Debido a su contenido en frutos secos y aceites vegetales, la granola casera nos proporciona ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados (conocidos comunmente como “grasas buenas”, al contrario que los ácidos grasos saturados), ambos muy beneficiosos para nuestras funciones cerebrales, y para controlar la presión arterial e incluso la diabetes.

La granola casera posee grandes cantidades de vitamina E, proporcionándole a nuestro organismo antioxidantes que ayudarán a combatir a los radicales libres, responsables de la oxidación y envejecimiento celular.

La avena es rica en fibra, hidratos de carbono de absorción lenta, proteína y hierro, y los frutos secos y las semillas que la acompañan aportan grasas saludables, minerales y otros aminoácidos complementarios.

La granola casera es además fuente de minerales como magnesio, fósforo, cobre, zinc, y selenio. El magnesio estimula la producción de energía y, junto al cobre, ayudan a mantener nuestro sistema inmunológico en buen estado. El fósforo regula el equilibrio ácido-base en nuestro cuerpo; el selenio regula la formación de tejidos conectivos y el desarrollo de las células rojas en la sangre.

Por su contenido en hierro, previene la anemia y ayuda a compensar la deficiencia de este mineral en el cuerpo, tanto en hombres como en mujeres.

granola casera y yogurt

Dicho todo esto, debemos tener en cuenta que numerosas marcas de cereales industriales presentes en el mercado nos venden cereales, granola y barritas de cereales como una genial opción a la hora de desayunar o merendar de manera saludable. Pero lo cierto es que la mayoría de estas opciones que encontramos en el mercado tienen grandes cantidades de azúcar, más de lo permitido, además de transgénicos, aceites refinados y conservantes y aditivos perjudiciales para la salud. Los cereales y las barras de granola industriales se comercializan como sanos y naturales, pero los expertos sostienen que son comida basura disfrazada.

A la hora de consumir alimentos “saludables” es muy importante que te fijes en lo que pone en sus etiquetas, ya que por “saludables” nos pueden vender cosas que realmente equivalen a comerse un paquete de galletas o varios donuts.

Como dice un artículo en el New York Times:“A menudo las variedades comerciales de granola traen tanta azúcar añadida que compiten con una rebanada de pastel de chocolate”.

Muchas variedades de granola tienen aceites hidrogenados que hay que evitar. Los aceites hidrogenados contienen muchas grasas saturadas, por lo que no son buenos para el sistema cardiovascular. Pero hay alternativas más saludables como el aceite de coco (nuestro caso).

En este artículo nos cuentan cómo las dos principales marcas de cereales de desayuno del mercado, ofrecen mayoritariamente alternativas que sobrepasan el límite de azúcar recomendado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que son unos 25 gramos diarios.

Es muy recomendable, eso sí, comer cereales especialmente a la hora del desayuno, ya que nos aportarán grandes cantidades de energía.  Como mencionamos anteriormente, son buena fuente de vitaminas del grupo B y E, y minerales (hierro, magnesio, potasio y calcio), además de ser la fuente principal de hidratos de carbono complejos (almidón) de la dieta. Según la OMS, el aporte energético proveniente de estos carbohidratos debe constituir buena parte de una dieta equilibrada.

A pesar de que son numerosos los cereales que contienen gluten como el trigo, el centeno, la cebada o la avena, los celíacos no tienen por qué prescindir de ellos, ya que hay algunos como el maíz, el arroz, el mijo, o la quinoa, idóneos para ellos.

Es importante saber que nuestra granola, además de estar hecha sólo a base de ingredientes naturales 100 % orgánicos, está endulzada con sirope de arce.

Como la fibra naturalmente toma más tiempo para ser digerida, enlentece la velocidad a la que se eleva el nivel de glucosa en sangre.

Tenemos dos tipos de granola casera, sus ingredientes son:

Granola 1

  • Almendras
  • Anacardos
  • Avellanas
  • Quinoa inflada
  • Copos de trigo sarraceno
  • Copos de arroz
  • Aceite de coco
  • Sirope de arce
  • Agua mineral

Granola 2:

  • Almendras
  • Pipas de calabaza 
  • Aceite de coco 
  • Quinoa inflada 
  • Copos de arroz 
  • Copos de trigo sarraceno
  • Sirope de arce 
  • Agua mineral

 

Todos ellos ingredientes 100% orgánicos, sin nada más que lo que el paquete dice que lleva, es decir, sin aditivos, sin conservantes y sin azúcares refinadas añadidas.

Puedes encontrar nuestra granola casera tanto en Hortaleza 110 como en el C.C. ABC Serrano. ¡Te esperamos!

granola casera

Comparte

Share to Facebook Share to Twitter More...

dietas detox

Curas detox

Purifica tu organismo a través de nuestros zumos, leches, aguas, batidos y mucho más. La verdadera medicina está en la naturaleza y juice lab te trae lo mejor de ella, 100% natural.

zumos detox

Zumos detox

Prensados en frío a diario en nuestro laboratorio, nuestros zumos sólo contienen ingredientes naturales, 100% ecológicos certificados, son veganos, no contienen aditivos ni conservantes, son libres de gluten y no son pasteurizados o tratados con HPP.

comprar zumos detox madrid

Ven a visitarnos

Conoce todas nuestras tiendas en Madrid y dale un regalo a tu cuerpo, tomando nuestros zumos y batidos o smoothies preparados al instante. Aliméntate de manera consciente.

No hay productos en la cesta