Zumos prensados en frio

Zumos prensados en frio

Los zumos prensados en frío es la forma más sana de hacer zumos. Mediante un proceso único, el método de prensado en frío, extraemos de las frutas y verduras frescas las mejores propiedades para tu salud.

Heredado de las investigaciones del Dr. Norman Walker, este proceso, inventado hace más de 70 años en California, permite extraer mediante presión hidráulica suave y lenta, todos los micronutrientes de los ingredientes, sin presencia de aire en el proceso.

A diferencia de lo que ocurre con los métodos convencionales de extracción (por ejemplo, las licuadoras) que calientan y oxidan los alimentos, mediante este proceso innovador se conservan todas las enzimas, los minerales y las vitaminas.

Nuestros zumos son 100% naturales, crudos, frescos, sin aditivos, sin pasteurizar, sin ser procesados a altas presiones (HPP) y se conservan frescos durante 72 horas.

Todo lo que contiene cada uno de los zumos está escrito en su botella, nada más y nada menos. Contienen más de 2,5 kilos de frutas y verduras ecológicas.

El resultado: una vez absorbidos, los micronutrientes permanecen menos de una hora en la sangre, la linfa y las células del organismo.

Los zumos prensados en frío son la mejor forma de remineralizar tu cuerpo de manera sencilla, rápida y eficaz, porque a menudo nuestros intestinos tienen dificultad para absorber los nutrientes de los alimentos sólidos. Es preferible consumir los zumos en ayunas o fuera de las comidas.

 

 

Etapas del proceso de zumos prensados en frío
Etapa 1: 2.5 Kilos de frutas y verduras. Etapa 2: Trituración lenta. Etapa 3: Prensado en frío.

 

 

+ SIN HPP (Procesado por Altas Presiones)

¡No utilizamos el proceso HPP para la fabricación de nuestros zumos! Este proceso de “estabilización por alta presión en frío” consiste en esterilizar los zumos sumergiéndolos en un baño de agua helada a muy alta presión para destruir las bacterias y las enzimas y aumentar el tiempo de conservación.

La “Pascalización” es un proceso que fue diseñado originalmente por los fabricantes para aumentar la vida útil de los alimentos (principalmente productos lácteos y cárnicos) y para responder a las necesidades de desarrollo de las sociedades que querían distribuir sus productos frescos a nivel nacional.

Posteriormente, se empezó a usar para alargar la vida útil de los zumos de frutas y verduras, a veces hasta casi un mes, ¡pero este proceso destruye las enzimas, los probióticos, los micronutrientes y los minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo!

Según las opiniones de médicos y profesionales, un zumo natural pierde necesariamente todos sus beneficios al cabo de 72 horas.

De hecho, la FDA (“Food and Drug Administration”) que protege a los consumidores estadounidenses, ha establecido recientemente a los fabricantes americanos la estricta prohibición de etiquetar los zumos de frutas y verduras HPP como si fueran recién hechos o prensados en frío.

¡Ojo, que un zumo sea de verduras crudas no significa que sea fresco ! Un alimento crudo es un producto que no ha sido cocinado, pero la frescura de un ingrediente se pierde en unos pocos días.

En Juice Lab trabajamos de forma artesanal. Nosotros no procesamos nuestros zumos para que puedas conservarlos durante más tiempo, y, de hecho, te recomendamos que los consumas en las horas siguientes a su prensado.

Conoces nuestro proceso de fabricación, sabes lo que estás bebiendo.

Don’t stress, it’s «cold pressed»!

Have no product in the cart!